Hola mundo

site hit counter

1- Si C

Dos colecciones de libros son la tentación de quienes las descubren entre mis volúmenes, me refiero a “La vuelta al mundo en ochenta días” de Julio Verne en ochenta y dos idiomas y “El lenguaje de programación C” de Brian W. Kernighan y Dennis M. Ritchie (K y R) en treinta y tres. Es la consecuencia de algunos viajes, pero sobre todo, años de paciencia y la complicidad de amigos y amigas. Ahora estoy empeñado con “Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez; me esperan más de treinta y cinco sobresaltos. Pero vale la pena. Lo sé.

   

2ª Edición en inglés

Versión en rumano

Mi querida amiga Simona Iorgulescu no era nada más que una mujer hermosa cuando la conocí en el lejanísimo verano de 1984 en un restaurante de la Strada Dr. Nicolae Staicovici en Bucarest. Su herencia gitana no le ofrecía más oportunidades que barrer las oscuras calles de la ciudad por las noches. Y lo hacía con elegancia. Prefiero desconocer las causas, pero ahora es millonaria y seguimos siendo amigos. Ella es la culpable de mi debilidad por coleccionar libros en diversos idiomas. Se tomó la molestia de enviarme, hace algunos años, la versión en rumano de la obra de Kernighan y Ritchie: “Limbajul C” [LC]. Dos días después compré el volumen en inglés de “La vuelta al mundo en ochenta días” [V] en un pequeño Book Shop en San José. Así empecé ambas aventuras. Debo agregar, eso si, que la edición original del libro de K y R la tuve alguna vez. Un estimable amigo de la infancia me la compró en Houston en 1979. No era, en ese entonces, una pretensión de coleccionista, se trataba de la necesidad de aprender a programar en C, y debo agregar que para tales lances, a pesar de la mediación pedagógica en boga, no se ha escrito nada mejor. Adoraba ese libro. Lo perdí en una apuesta tonta cuyas vicisitudes prefiero mantener lejos de los recuerdos. El 11 de noviembre de 1991, así consta en la primera página junto a mi ex libris, adquirí la segunda edición en español en la librería de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” en la capital salvadoreña. Fue una enorme alegría re-encontrarme con el preciado libro, ligeramente retocado y respetando el estándar ANSI C. Curiosamente, también en San Salvador, en una fecha que cambiaría el mundo para siempre, 11 de setiembre de 2001, hallé en una compra y venta la primera versión en excelente estado. Fue un re-encuentro casual pero gozoso. En el vuelo de regreso, sabiendo que las torres gemelas ya habían desaparecido, ojeaba de nuevo el querido libro.

2- Aprendiendo C

No fue en la universidad donde aprendí C. Lo hice en los interminables viajes en bus a Golfito. Ocho horas para cada destino. Atendiendo el consejo de un apreciable profesor y amigo: Léalo con calma y luego programe los ejemplos y ejercicios. Fue así como repasé, en infinidad de ocasiones, las sentencias de los pequeños programas, principalmente el mítico “Hola Mundo”, sin digitarlas en la computadora. El ansiado día que me enfrenté a mi PC, 10M en disco duro, 4.7MHz, 78K en RAM, y a la pantalla limpia del Turbo C de Borland, escribí el primer programa en C, tenía grabadas en la mente las cuatro líneas, sin olvidar el punto y coma. Funcionaron. Ese “Hola Mundo” jamás lo podría olvidar. Desde aquella noche larga, sigo pensando que C es lo mejor. La parafernalia moderna lo tienen, inevitablemente, en su árbol genealógico.

include <stdio.h>
main()
{
printf(“Hola, Mundo!\n”);
}
El primer programa en C

El “Hola mundo” pasó a ser, luego de la publicación de K y R, el primer programa de cualquier nuevo lenguaje de programación y quizá lo siga siendo. También la estructura de programación del libro fue considerada un estándar para la programación en C.

La primera edición se publicó en 1978 y la segunda diez años después, el 1 de abril de 1988.

Regreso, cuando lo recuerdo, a los comentarios acerca de este libro que se encuentran en Amazon, representan el mejor homenaje a un gran libro y a dos pioneros de la computación.

 

3- El librero de Kabul

Simona continúa enviándome ambos libros desde los países a donde viaja, y por supuesto, logra conseguir. Me dice, que gracias a mi descubrió el maravilloso olor de los libros, su compañía infatigable, su sana presencia y quizá por eso adora las librerías. A ella le debo las versiones en búlgaro, húngaro, finés, griego y turco. Me envió también un extraño ejemplar, digo extraño porque realmente lo es. No se trata de un libro elaborado en una imprenta, ni es un clone, más parece, la obra de un delicado artesano. Lo compró en la calle Asaria en Bagdad y está escrito en farsi. Me cuenta que prácticamente se lo quitó de las manos a un australiano que dudó un segundo en comprarlo. Fue escrito a mano, con una caligrafía envidiable, creo que si fotocopiara las páginas emblemáticas, las podría vender enmarcadas en alguna galería. La portada es similar a la de la versión original pero con los textos en farsi. Para Simona fue fácil descubrirlo. “Los iraquíes adoran los libros. Las circunstancias los han forzado a que unos los vendan y otros los compren”. Debo confesar que tiene un esplendido ex libris con un león debajo de cuya garra se lee en farsi: “del librero de Kabul”.

 

4- El origen del C

Quizá sea parte de la leyenda urbana de los Laboratorios Bell, cuentan que Brian Kernighan y Dennis Ritchie necesitaban pasar el juego Space Travel porque en la computadora donde lo jugaban se ocupaba para tareas serias. Había por allí abandonada una DEC PDP-7[K2], pero no tenía Sistema Operativo y no se podía copiar otro sin enfrentar un problema de licencias, entonces requerían un SO, luego un lenguaje que funcionara en ese SO, más tarde reprogramar el juego. Empezaron inventando el lenguaje C (muy portable) para luego crear Unix (muy portable) y finalmente volvieron a programar el Space Travel en C.

Este largo cuento, citas incluidas, es para contarles que el 8 de octubre murió Dennis Ritchie. En 1983 le concedieron, a él y a Ken Thompson, el premio Alan Turing (equivalente al Nobel de Computación) por haber creado C y Unix.

Dennis M. Ritchie y Brian W. Kernnighan escribieron el libro más famoso, más vendido, más traducido y más didáctico acerca del lenguaje C. Cometí el desliz de apostar la primera versión de ese libro (un verdadero tesoro) y perdí. Si alguna vez me arrepentí por deshacerme de un libro fue por esa estupenda obra.

Referencias

[1] Kernighan, Brian W. y Ritchie, Dennis M. “El lenguaje de programación C”. Prentice Hall. 1991.

[K1] Kernighan, Brian W. y Ritchie, Dennis M. “The C Programming Language”. Prentice-Hall, Inc., Englewood Cliffs, N.J. 1st. Ed. February, 1978.

[K2] Kernighan, Brian W. y Ritchie, Dennis M. “The C Programming Language”. Prentice-Hall, Inc., Englewood Cliffs, N.J. 2nd. Ed. March, 1988.

[R93] Ritchie, Dennis M. “The Development of the C Language”, ACM SIGPLAN Notices, vol. 28, no. 3, pp. 201–208, March 1993.

[LC] Kernighan, Brian W. y Ritchie, Dennis M. “Limbajul C”. Ed. Teora. 2003.

[V] Verne, Jules. “Around the World in 80 Days”. Airmont Publishing Co. 1963.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Hola mundo

  1. Ma. Fernanda Herrera L. dijo:

    Fue muy creativo.

  2. Iris Perez dijo:

    Lindas collecciones, felicidades!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s